09-10-2018 18:09

El blog del fan

Zombie Walk

El sábado día 6 tuvo lugar lo que ya es un clásico del Festival de Cine de Sitges, la esperada Zombie Walk. Como cada año, al anochecer de ese día, hordas de zombis invaden las calles de Sitges en busca de posibles víctimas…Bueno, en realidad, son hordas de fans de los zombis y de las películas de terror, que se disfrazan y maquillan como tales para poder participar en el tradicional “paseo”.


Pero aunque nos parezca que la Zombie Walk se ha celebrado siempre, desde el inicio del Festival, esto no es así. La primera fue en 2008, durante la 41º edición del Festival. En esa ocasión, y como homenaje al 40ª aniversario del estreno de la mítica película “La noche de los muertos vivientes” de George A. Romero, se decidió celebrar la “Eastpack Zombie Walk”, el viernes 10 de octubre de 2008. La organización corrió a cargo de los responsables de la sección Brigadoon y la asociación cultural Spooky Entertaiment, y contó con un invitado de lujo: el propio George A. Romero participó en la Zombie Walk, encabezando la marcha de los zombis por las calles de la población. Ya en esa primera edición se organizó un servicio de maquillaje y caracterización, para que todo aquel que quisiera (dentro de un número limitado, claro) pudiera ir bien disfrazado para la ocasión. Este servicio se ha ido repitiendo todos los años de la Zombie Walk: a partir de las 12 de la mañana, especialistas en caracterización maquillan, por orden de turno, a 350 personas (al menos por lo que respecta a este año), en un espacio habilitado en la Platja de Sant Sebastià, junto a los estands comerciales. Obligatorio decir que hay personas que hacen cola desde primera hora de la mañana para asegurarse una plaza. 

Durante todos estos años, la Zombie Walk ha ido cambiando de fechas y de recorrido, para adaptarse a la cantidad de participantes y de público, cada vez mayor. También ha tenido que adaptarse a las inclemencias del tiempo, que incluso han hecho que se tuviera que suspender algún año, debido a la cantidad de lluvia que cayó justo antes de la hora programada y que llegó a inundar parte del paseo de la Platja de Sant Sebastià (y puedo dar fe de ello en primera persona).

Y llegamos a 2018. En esta ocasión el encargado de la señal de salida ha sido el actor Ron Perlman, que desde el escenario situado al pie de la ermita de Sant Sebastià, invitó a todos los zombies a invadir las calles de Sitges y aterrorizar a la población. Decir que Ron Perlman presentó el pasado viernes en el Auditori, la película Asher, y recibió el premio La Màquina del Temps, de la mano del Director del Festival. Como cada año, la Zombi Walk ha recorrido las calles de Sitges durante horas, formándose cuellos de botella y colapsos en las zonas de más afluencia de público, provocando sustos y risas a los asistentes, y también decirlo, llantos desconsolados a algunos críos, que aún no comparten la afición de sus padres por el género del terror. Eso sí, quizás algunos “zombis” deberían mostrar un poco más de actitud terrorífica.

Natalia Diaz 

  • SECCIÓN

    PATROCINADA

    POR:

Últimas noticias