25-05-2017 09:42

General

Cannes 2017. El horror, el horror


The Killing of a Sacred Deer, de Yorgos Lanthimos es, para mí, la película de Cannes 2017. El director de Canino explora los contornos de la familia perfecta para introducir, a través de un personaje externo, un proyectil de puro horror que se disuelve lentamente y rodea al espectador a través de una puesta en escena y un diseño de sonido alucinantes. Actores en estado de gracia, perfecta en su ilustración del horror, Lanthimos consigue con su nueva película recuperar el tono de Canino, elevarlo y borrar las dudas que la segunda mitad de Langosta sembraba en la percepción del autor.

Corea del Sur no tendrá su Train to Busan este año pero The Villainess cumple a la hora de presentar unas escenas de acción impresionantes y rompedoras. La trama recuerda a Nikita de Besson, pero quizá la película se lía con una estructura narrativa confusa a causa de una duración algo extrema. Pero sin duda es una de las películas de acción del año.

Si hablamos de terror, It Comes at Night es uno de los ejemplos de art house horror más estimulantes de los últimos años, un viaje entre el apocalipsis y la locura fascinante en su representación del
mundo de las sombras. También sombría es The Beguiled, de Sofia Coppola, aunque no aporte mucho a la novela que adapta ni a la versión de la misma dirigida por Siegel y protagonizada por Eastwood. Aquella era transgresora y valiente en sus planteamientos, hoy Coppola compone una bella sinfonía gótica sureña académica y más inofensiva.

El mercado va dejando películas que veremos en los próximos meses y que apetecen tanto como The Third Wave, la película de zombies con Ellen Page que quiere dar una nueva vuelta de tuerca al subgénero. O esa Salyut 7, llamada a convertirse en la Gravity rusa, que sorprende por su rigurosidad y espectacularidad. Aquí nos llega también el horror de Manchester y, como ese terror que se introduce en nuestros hogares en la película de Lanthimos, no sabemos detenerlo. Impotencia y repugnancia también hacia esos terroristas de las redes sociales que con sus comentarios son cómplices de la barbarie. Contra ellos también hay que actuar inmediatamente.
  • SECCIÓ

    PATROCINADA

    PER:

Darreres notícies