06-03-2014 09:30

General

Oscars con miedo al fantástico

Aunque en las últimas décadas ciertas películas de género han triunfado en los Oscar –como El silencio de los corderos, El retorno del Rey o el oscuro thriller No es país para viejos–, la verdad es que los premios de la Academia se niegan a reconocer al fantástico de una manera clara y contundente, a pesar de que es el género de más éxito en este momento en Hollywood. Siempre es mejor premiar a dramas insulsos como Crash que a películas olvidables como Shakespeare enamorado. O a títulos hinchados como la ganadora de la presente edición,12 años de esclavitud, que a filmes de género brillantes, de éxito y con virtudes cinematográficas evidentes.
En especial, el apartado de la ciencia ficción es el más perjudicado históricamente por la Academia, dándose casos tan crueles como los de La guerra de las galaxias, E.T., extraterrestre o Avatar, que aparecían como favoritos y se quedaron a las puertas de los premios mayores. En otros casos aún fue peor: títulos míticos como 2001, una odisea del espacio o Alien, el 8º pasajero apenas fueron tenidos en cuenta por la Academia, mientras que películas decisivas como Matrix o Inception se tuvieron que conformar con premios menores.
Este año, Gravity al menos se ha llevado 7 premios, incluido el merecido Oscar al mejor director para Alfonso Cuarón, responsable también de aquella estupenda obra de ciencia ficción que fue Hijos de los hombres. Sin embargo, la Academia no se ha atrevido a llamar como mejor película a la que, sin duda, era la producción con más opiniones favorables de entre las nominadas. Al menos, una obra maestra del cine más moderno e indie pero también del género de ciencia ficción, como es Her De Spike Jonze, consiguió el merecido Oscar al mejor guión original. Aunque ello implique una contradicción: la ciencia ficción gana la mejor dirección y el mejor guión… pero no la mejor película.
  • SPONSORED

    SECTION

    PER:

Latest news