Essential Killing

de Jerzy Skolimovski

Sinopsis

Un afganés capturado por las tropas norteamericanas es trasladado a Europa. Allí huirá de sus captores, introduciéndose en un paisaje desconocido. Perdido, desorientado, su único objetivo será sobrevivir, intentar encontrar algún vestigio de humanidad.

Apocalipsis global y cinePor Antonio José Navarro

“Parecían escenas de una película de catástrofes. O de una novela de Tom Clancy. O de una retransmisión de la CNN desde un lejano país extranjero”.

“Pero ayer eran reales. (…) Las calles del centro de Manhattan estaban cubiertas de miembros humanos, ropas, zapatos y restos de carne humana, incluyendo una cabeza con pelo negro y largo, y un brazo extendido en la autopista a trescientos metros del lugar del impacto”.

Con estas palabras empezaba el aterrador relato que el rotativo “The New York Times” hizo el 12/09/2001 del espantoso atentado terrorista del World Trade Center, perpetrados por los fundamentalistas islámicos de Al Qaeda. Los aviones de los vuelos 11 de American Airlines y 175 de United Airlines fueron los primeros en ser secuestrados siendo ambos estrellados contra las Torres Gemelas provocando que ambos rascacielos se derrumbaran en las dos horas siguientes. Un tercer avión secuestrado, el vuelo 77 de American Airlines, fue empleado para ser impactado contra una de las fachadas del Pentágono, en Virginia. El cuarto avión, perteneciente al vuelo 93 de United Airlines, no alcanzó ningún objetivo al resultar estrellado en campo abierto, cerca de Shanksville, en Pensilvania, tras perder el control en cabina como consecuencia del enfrentamiento entre los pasajeros con el comando terrorista. Los atentados causaron más de 6.000 heridos, la muerte de 2.973 personas y la desaparición de otras 24, resultando muertos igualmente los 19 terroristas.

Diez años después, el cine norteamericano se ha erigido en testimonio de aquellos espantosos hechos, con títulos como Stairwell: Trapped in the World Trade Center (02), de Jonathan M. Parisen, Fahrenheit 9/11 (04), de Michael Moore, United 93 (06), de Paul Greengrass o World Trade Center (06), de Oliver Stone. Pero las lista podría ser aún más larga si sumamos las películas que hurgan en las consecuencias del atentado, como las guerras de Irak y Afganistán, o el trabajo sucio desarrollado por los servicios de inteligencia estadounidenses a raíz de “La Guerra contra el Terror”: En tierra hostil (Kathryn Bigelow, 09), Restrepo (10), Sebastian Junger & Tim Hetherington, o Extraordinary Rendition (07), de Jim Threapleton.

Sin embargo, más allá de todo ello, se percibe una sensación de horror que todavía no ha desaparecido, a pesar del paulatino debilitamiento de Al Qaeda, cuyo punto álgido fue la muerte de su líder, Osama Bin Landen, a manos de tropas norteamericanas, el 2 de mayo de 2011. ¿Y por qué? Como bien explica el documental de Lucy Walker Countdown to Zero (10), el problema más importante al que se enfrenta la humanidad es el desastre nuclear por culpa del terrorismo, que tendría efectos devastadores a escala mundial. Una especie de relato de terror que cuenta con un elenco de grandes estrellas internacionales –Jimmy Carter, Mijail Gorbachov, Pervez Musharraf, Tony Blair, Robert McNamara y Valerie Plame Wilson–, y con argumento convincente: la raza humana vive de prestado. Dado el número de armas nucleares existentes, la facilidad con la que se pueden hacer, y el afán de los terroristas por poseerlas, sólo cuestión de tiempo antes de que algo terrible suceda. Aunque la intención de Countdown to Zero según su directora no es asustar a la gente, solamente informarla… y concienciar a los políticos.

Parte de ese horror antes citado, pero situado a niveles mucho más accesibles, cercanos, está presente en Essential Killing (10), del realizador polaco Jerzy Skolimowski. Vincent Gallo interpreta a un combatiente talibán que escapa de sus captores estadounidenses. Aterrorizado, exhausto, tanto que apenas puede contener un lanzador de cohetes con el que mata a tres estadounidenses que se tropiezan con él. Su huida por tierras boscosas, salvajes, heladas, está narrada con elevado sentido de la acción física y sin apenas diálogos. Una versión moderna de The Naked Prey (66), de Cornel Wilde. El posterior apresamiento y tortura del personaje, desplazan la historia del más puro actioner hacia el film político, realizando una cruda reflexión sobre las esencias éticas de la lucha contra el terrorismo global.

Director

Jerzy Skolimovski

Ficha técnica

Edición: 2011
Sección: Sitges Clàssics
Idioma original: inglés y otros

Proyecciones

  • SECCIÓN

    PATROCINADA

    POR: