Road To Nowhere

de Monte Hellman

Sinopsis

Más de veinte años ha tardado Monte Hellman en volver al ruedo. Lo ha hecho con una cinta que explora las posibilidades del digital y los límites de la ficción. En tiempos de crisis, qué mejor que Road to Nowhere un complejo filme de bajo presupuesto que es dos películas en una. Por un lado, es el filme de Hellman; por el otro, la cinta de un ficticio Mitchell Haven, que se dispone a recrear la historia de una misteriosa dama. Desde Mulholland  Drive que no se avistaba ejercicio cinematográfico tan fascinante: un juego de realidades superpuestas, un retrato sensual y el regreso de uno de los grandes de la gran pantalla.Aquí y allá. Hoy y ayerHan pasado treinta años desde Carretera asfaltada en dos direcciones (71), desde su imagen final, con el celuloide quemándose. Tres décadas más tarde, Monte Hellman abre su película con el plano de un ordenador portátil y un DVD sobre el que se puede leer, escrito en rotulador, “Road to Nowhere”. Con tan sólo una imagen, Hellman da el paso del celuloide al digital, regresa a la dirección después de veinte años inactivo y expone la duplicidad de una película que es dos en una: es Road to Nowhere, el filme de Monte Hellman, y es “Road to Nowhere” una cinta dirigida por el ficticio Mitchell Haven.En este juego tan cinéfilo, de una película dentro de otra, hay espacio para las referencias al pasado del director, para un sentido del humor que roza el excentricismo, para un misterio digno del noir, para un trabajo sobre la ficción que emparenta Road to Nowhere con Mulholland Drive (David Lynch, 01) y para un gusto por la metafísica, apuntalada sobre un plano final que recuerda tanto a Carretera asfaltada en dos direcciones como a El tiroteo (68). Hay mucho de Hellman en el personaje de Mitchell Haven, un cineasta que afirma con rotundidad que los tres pilares sobre los que se construye una película son “el cásting, el cásting y el cásting”. El propio filme le da la razón a Hellman/Haven: en una de las secuencias finales, con el protagonista tumbado en una habitación de hotel, después de que los acontecimientos se hayan precipitado de manera torrencial, Haven agarra la cámara y graba al equipo del rodaje. La frontera entre lo ficticio y lo real se rompe definitivamente. La misma ruptura que se produce al final de El tiroteo, con el protagonista enfrentándose literalmente a si mismo; el mismo gusto por la duplicidad; el mismo poso metafísico.Carretera asfaltada en dos direcciones retrataba la pasión por el oficio (los coches, el cine), a la vez que dibujaba de manera sutil el trayecto de personajes en los márgenes para lograr su objetivo (como el propio Hellman, un francotirador dentro de la industria de Hollywood, criado en la factoría de Roger Corman). En medio, había una mujer, objeto de deseo de los tres hombres que competían por ganar una carrera de coches. Road to Nowhere se aposenta sobre ideas similares. Desde su propia concepción, de película de bajo presupuesto (aunque su factura esté excelentemente cuidada), defiende una manera de entender el cine. De nuevo, el eje de la intriga es una mujer: una figura cuyo misterio quiere desvelar Mitchell Haven en su filme, una actriz de la que el director se enamorará perdidamente, acaso la sombra de Laurie Bird, la chica de Carretera asfaltada en dos direcciones. Hellman logra momentos de absoluta belleza en su filmación de la mujer, de rostro sedoso, con un poso cargado de intriga. Se deja llevar por los planos largos, reposados, emulando el tempo del cine de Tsai Ming-liang –homenaje buscado–. Firma un regreso que transcurre hacia dos direcciones, pues es tanto una afirmación de la actualidad de su cine como una mirada al pasado.VIOLETA KOVACSICS

Director

Monte Hellman

Nueva York, 1932. Estudió teatro y cine. Comenzó bajo el amparo de Roger Corman con Beast from Haunted Cave (59). Es autor de dos cintas independientes de culto, El tiroteo (69) y Carretera asfaltada en dos direcciones (71), y productor de Reservoir Dogs (92).

Ficha técnica

Edición: 2011
Sección: Seven Chances
Idioma original: inglés

Proyecciones

  • SECCIÓN

    PATROCINADA

    POR: