Pasar al contenido principal
demi

Al habla con el embichado Demián Rugna

Lectura de 6 min.

Comparte

¡¡¡Ya llegó, ya llegóoo!!!

 

El desembarco de la "Mejor Película" de un Festival sólo pasa una vez al año, así que estamos de celebración.

 

'Cuando acecha la maldad', coronación de Demián Rugna, lleva hoy a los embichados a salas de cine de la mano de Selecta Visión. Este desesperante cuento de terror, en el que el mal infecta y se extiende inexorablemente, se convirtió el octubre pasado en el primer film latinoamericano en alzarse con el Premio a la Mejor Película en la Sección Oficial Fantàstic, acompañado, por si fuera poco, por el Premio a la Mejor Película en Òrbita / Blood Window.

Reconocimientos que elevaron a su autor de la categoría de "fenómeno de culto" a, ahora sí que sí, referente ineludible del cine de género. Bienvenidxs al inmisericorde mundo de Demián Rugna, bienvenidxs a vuestra próxima pesadilla favorita.

 

Imagen
maldad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La ocasión lo merece: aquí puedes recuperar el 2º episodio del SITGES Fantastic Podcast, o "La vida después de (ganar) Sitges", una hora de conversación entre Demián Rugna y Ángel Sala, Mònica Garcia i Massagué y Diego López-Fernández, donde el cineasta argentino reflexiona sobre su relación con el Festival, sobre el estado de forma de la cinematografía de su país y sobre los males a los que ésta está expuesta.

 

Después, repescamos también la estupenda entrevista que Javier Parra le hizo para el Diario del Festival:

 

Nacido en Buenos Aires en 1979, y pese a haber empezado como director y guionista a comienzos de los 2000, no fue hasta 2017 cuando Demián Rugna dio un golpe sobre la mesa con 'Aterrados', una estremecedora propuesta que aunaba terror de casas encantadas, ecos lovecraftianos, humor cáustico y paseos a la otra dimensión. Ahora, regresa a Sitges con 'Cuando acecha la maldad'.


¿Qué tienes en la cabeza para hacer este tipo de películas de terror tan crudas?

'Cuando acecha la maldad' es la película de terror sin concesiones que me gustaría ver a mí. Creo que consumimos mucho cine que viene de una industria muy grande, que necesita respetar ciertas normas y que, a veces, como fan del género, esas normas te aburren. Quieres explorar rincones que nunca antes se han explorado, por miedo a que no se venda la película por algo o miedo al qué dirán. 'Cuando acecha la maldad' es una película agresiva, descarnada. Pero es sincera y desde el punto de vista de que fue pensada por un fan de cine de género para otro igual. Es lo que yo tendría ganas de ver en un cine, y creo que viene de esa sensibilidad. Sobre todo, aprovechando la posibilidad de que tuve la oportunidad de hacerlo con total libertad.

 

Imagino que esa carta libre llega con 'Aterrados'.

¡Exacto! La licencia para matar me la dio 'Aterrados'.

 

Sin embargo, 'Cuando acecha la maldad' es una propuesta mucho más radical. ¿Cómo surge la idea de hacer algo así?

Quería hacer algo completamente diferente a 'Aterrados', aunque siga siendo de género. Así que la primera idea fue la de salir de la ciudad. Pensé en hacer una road movie de terror que fuese un poco más allá, que transgreda un poco más y que sea un poco más fuerte, que tuviera más acción. De alguna manera u otra, quería escaparme de 'Aterrados' porque entendí que después de ella, iban a llegar muchas películas que se le iban a parecer. Mi propuesta fue, primero, buscar una premisa poderosa que cada vez se fuese volviendo más oscura, y creo que su origen parte un poco de algo que sucede en Argentina. Existen inmensos campos en el interior del país sembrados con soja, totalmente contaminados con pesticida. La gente pobre que vive y trabaja en esos campos enferma de cáncer y hay niños que nacen enfermos. Como los poderes económicos son los dueños de esa tierra, nadie se hace cargo. Ellos son víctimas de su realidad, porque de su trabajo depende su subsistencia, y su trabajo es lo que les enferma. Cambiemos a una persona enferma en mitad de la nada, por una persona poseída por un demonio y las implicaciones que puede tener a nivel social. Ahí es donde nace 'Cuando acecha la maldad'.

 

 

Imagen
ma2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Tuviste algún tipo de inconveniente o te pidieron que rebajases el tono?

Sí que hubo muchas restricciones sobre cómo trabajar con los niños en relación a la violencia, y cómo hacerles participar de un juego, manteniéndolos alejados de connotaciones violentas. Ese fue un desafío muy grande en los equipos de dirección y producción. Se respetaron todas las regulaciones del país con respecto al tema. Me dieron un par de notas que decían: “no es cómo 'Aterrados', no se trata de un film de sustos”, y tuve que dejarles claro que estaba haciendo algo diferente.

 

¿Qué películas te han inspirado para 'Cuando acecha la maldad'?

Yo no sé qué quiero hacer hasta que me pongo a escribir. Esta película está muy influenciada por 'Posesión infernal', 'The Road' y 'The Wailing'. Y por Guillermo del Toro, Scorsese, Tarantino y John Carpenter.

 

El film me recuerda un poco al tono de algo surgido de la mente de Clive Barker. No sé si tienes algún tipo de conexión con él.

La conexión es absoluta. Sus 'Libros de Sangre' para mí eran una fiesta, por la forma en la que crea mundos terroríficos. La intención de crear mundos nuevos es también la tangente de mi estilo. Aún recuerdo con emoción la vez que conseguí cartearme con él, después de enviarle mi primera película y que me contestase como un año después diciéndome: “Gracias, Demián. La voy a ver”. Es la única persona famosa del mundo por la que he sentido la necesidad de enviarle una película mía para que la viese.

 

¿Cómo ves este regreso del cine de terror argentino?

Con la llegada de la democracia, el propio Instituto de Cine no avalaba películas que no tuvieran un carácter social. Hubo un vacío de casi veinticinco años, en el que no se estrenaron en salas films de terror argentinos. Desde 2008, se ha vuelto a apoyar el género y a hacerse producción más allá de que la realidad del país esté siendo una cagada total. Tenemos la suerte de que estamos sentando bases para poder seguir explorando el terror y seguir exportando talento.

 

¿Cuáles son tus films de terror favoritos?

'El exorcista' es la mejor película de terror. Después de ella hay cien, no podría decirte una mejor que otra. Podría decirte 'Posesión infernal', 'Jóvenes ocultos', 'Noche de miedo', 'El laberinto del Fauno', 'La cosa'… Hay mucha conexión emocional con películas que son bastante flojas como 'Viernes 13, 3ª parte', 'Critters' o el cine de Verhoeven. Mis influencias siempre han sido de finales de los ochenta y primeros noventa, pero porque es un tema que apela a mi infancia y adolescencia.

 

¿Cómo ves el actual panorama de terror?

Me gusta mucho esta idea de hacer dramas serios con mirada de autor en películas de terror. Películas como 'Al final de la escalera' ya lo hicieron antes. Incluso 'El exorcista' es un drama. Ahora le llaman terror elevado, para mí, el terror siempre fue elevado. Si de alguna forma el público acepta códigos nuevos, bienvenido sea. También me gustan mucho las películas tipo 'Un lugar tranquilo'. Pero hoy en día soy mucho más retro.

 

¿Qué le dirías a la gente que va a ver tu película y que aún no sabe cómo es el cine de Demián Rugna?

Que se agarren.

Comparte

Contenido anterior

Entrevista a J.A. Bayona